CONECTATE

Impune la corrupción en el CERESO de Izúcar

 

Cabildo pide destitución

del Director del CERESO

 

* Héctor Enrique Ramírez Gordillo será despedido en próximos días

*Será sujeto de investigación por uso del dinero público

*Regidores lo acusan de cometer delitos como nepotismo y mal uso de los recursos

 

ROBERTO González

Tiene los días contados Héctor Enrique Ramírez Gordillo, director del CERESO de Izúcar de Matamoros y primo del alcalde Carlos Gordillo Ramírez, un grupo de regidores de esta comuna se presentaron el día de ayer ante la Directora general de CERESOS en la ciudad de Puebla para solicitar de forma oficial y escrita la destitución del director que enfrenta señalamientos de corrupción, para que sea juzgado por la ley.

En un expediente que consta de tres hojas, se muestras las firmas de los regidores están plasmadas en una tintaBernabé Martínez González, de Desarrollo Social, Olga L. Ortiz Martínez, regidora de Educación, el Síndico, Luis  Guevara Paredes, Antonio Guevara Palafox, regidor de Juventud y Cultura, José Luis Ibarra, de Agricultura y Ganadería, Yaraset Cordoba Castillo, regidora de Industria y Comercio, María del  Carmen Lezama Cordero, regidora de Equidad de Educación y por último Cedric Solano Puig, regidor de Salud.

Los documentos en poder de esta casa editorial, en hoja membretada que muestra la firma y sellos de la mayoría de regidores piden a Lilia Verónica Cruz León, Directora General de los Centros de Readaptación Social del Estado de Puebla, se inicie una investigación contra Enrique Ramírez Gordillo, director del CERESO de Izúcar por incurrir en diversos delitos, por los cuales debe ser investigado y castigado por la justicia.

A través de tres hojas tipo carta, los regidores señalan al primo del presidente Carlos Gordillo de  cometer delitos como nepotismo, negocios con dinero público, irregularidades, malos manejos e inflar facturas bajo el engaño de brindarles servicios y alimentos de calidad de los internos.

En la redacción del documento refieren a la Directora General de CERESOS, Lilia Verónica Cruz que se destituya al Director del Penal del Centro de Readaptación Social de Izúcar de Matamoros, por los presuntos malos manejos y desvió de recursos públicos avalado por su primo, Carlos Gordillo Ramírez, alcalde de Izúcar quien los colocó en ese puesto donde afirman han convertido la libertad de presos en un negocio “millonario”, señalan.

En la nómina del Ayuntamiento de Izúcar de Matamoros del mes de junio del año 2013 se documenta que Héctor Enrique Ramírez Gordillo, Director del CERESO de Izúcar de Matamoros percibe un sueldo mensual de 24 mil 140 pesos, de parentesco, refieren los trabajadores de la comuna primo del presidente municipal Gordillo.

Las irregularidades en este CERESO izucarense no terminan. En diversas acciones llevadas a cabo por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) se ha logrado encontrar serias anomalías en estos Centros de Reinserción Social, como lo es el encontrar drogas en el interior, así como aparatos electrodomésticos y objetos prohibidos, como electrodomésticos, televisores, teléfonos celulares e inclusive puntas de metal, con la complicidad de custodios quienes solo reciben órdenes.

Por otra parte señalaron que hay malos manejos de los dineros públicos destinados a la manutención del penal. Aseguran que hasta hace unos meses los gastos mensuales en comida no rebasaban los 30 mil pesos, y actualmente se está facturando por el mismo concepto más de 70 mil pesos.

Algo que llama la atención de las fuentes de este medio es una factura de 12 mil 900 pesos por la adquisición de 1269 (mil doscientos sesenta y nueve) garrafones de agua de 19 litros en tan sólo un mes, nota de compra fechada el 15 de abril del 2013, la cual fue expedida por Guillermo Lezama Barreda, empresa con nombre comercial Agua Purificada Maxi Pura.

2013. Zafra. Todos los derechos reservados